Elegir la iluminación idónea en tu hogar ¿Cuál es la mejor?

Ahorra en tu factura de la luz eligiendo bien tus bombillas

La iluminación de nuestras viviendas u oficinas es un factor clave en nuestra factura de la luz. Una buena parte de nuestro consumo en electricidad viene marcado por las lámparas y bombillas que tenemos encendidas. Así que, si buscamos ahorrar en nuestra factura de la luz, el uso y el gasto que hagamos en iluminación será uno de los puntos más importantes a tener en cuenta.

Los tipos de bombilla que encontramos en el mercado

En la actualidad, las principales iluminarias que se encuentran en el mercado son cuatro:

  • Halógenas: Una variante de la bombilla incandescente que tienen una larga vida útil y soportan gran número de encendidos, pero conllevan un alto consumo y su gestión residual es compleja porque sus componentes son contaminantes.
  • Tubo fluorescente: Tienen un encendido lento y deben calentarse para dar toda su luminosidad. Tienen una larga vida útil, aproximadamente 20.000 horas, y un bajo consumo.
  • Lámpara fluorescente compacta: Tienen una vida útil de entre 5.000 y 15.000 horas y son un 80% más eficientes que las incandescentes. Pero tienen un coste elevado y también contaminan.
  • Bombillas led: Tienen el consumo más bajo y su durabilidad es la más alta del mercado.

Las bombillas incandescentes que hemos conocido de toda la vida se prohibieron en 2012. Esto no significa que no puedas usarlas o incluso que no se vendan. Se ha programado una desaparición paulatina hasta que se agoten las existencias. Tampoco se han prohibido porque su uso conlleve peligro. ¡Que no cunda el pánico! Lo cierto es que se busca eliminarlas porque consumen mucho, contaminan más y apenas tienen vida útil.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una bombilla?

Temperatura de color de una bombilla

La temperatura de color es la tonalidad de la luz que emite una bombilla, se mide grados Kelvin.

Temperatura de color

La temperatura de color se clasifica, básicamente, en tres tipos:

  • Luz cálida. Son las luces de color anaranjadas. Su temperatura de color está por debajo de los 3300K.
  • Luz día o neutra.  Su rango lumínico está entre los 3300K y los 5000K.
  • Luz fría.  Es la luz más blanca, se encuentra entre los 5000 a los 6500 grados Kelvin.

¿Qué tipo de luz debo elegir en cada habitación?

La luz cálida, es relajante y confortable. Este tipo de luz es adecuada para estancias como el dormitorio o el salón.

La luz neutra, la usaremos en ambientes como los baños, la cocina o el recibidor.

La luz fría, se recomienda en ambientes de trabajo, ya que estimula y mantiene alerta.

Lumens o la luminosidad de una lámpara

Los lúmenes o lumens es la unidad utilizada para expresar la cantidad de luz que genera una bombilla. Un vatio de una lámpara led genera entre 60 y 90 lúmenes.

Un ejemplo; Una bombilla Led de 10W tiene una potencia lumínica de 800lm, el equivalente a una bombilla incandescente de 60W.

equivalencias-lumínicas

Para saber la iluminación que una estancia necesita, se utiliza la medida del lux que mide el flujo luminoso.

1 Lux = 1 lumen x m2

Para calcular los lux de una habitación, sumaremos los lúmenes de todas las lámparas, el resultado lo dividiremos entre los m2 que tiene la estancia, el resultado nos indicará el nivel de iluminación.

Ejemplo:

Para una habitación de 20 m2: La suma de los lúmenes de las bombillas es de 1000 lm, el nivel de iluminación es de 50 lx.

Se recomiendan los siguientes valores mínimos en Lux (lx)

02_lux-recomendado

Para iluminación LED en áreas de trabajo también puede consultar la normativa española UNE EN 12464 y 12665.

Bombillas led, la mejor opción para el ahorro y el planeta

Como hemos comentado, las bombillas led son la opción más acertada si buscamos ahorrar en nuestra factura eléctrica y, además, respetar el planeta. Una lámpara led consume hasta un 80% menos que la tradicional bombilla incandescente y un 50% que las fluorescentes compactas.

No precisan de calentamiento para iluminar a plena potencia, tienen un encendido muy rápido. Además tienen una larga vida, pueden alcanzar hasta 50.000 horas de funcionamiento y sus componentes no son tan contaminantes.

Las bombillas led pueden ser reguladas y ofrecen una amplia gama de tonalidades, lo que las convierte en el elemento perfecto para crear ambientes en casa o en la oficina.

Unos consejos

Aprovecha la luz natural siempre que sea posible.

Instala programadores y reguladores de luz para que la iluminación artificial solo se active cuando la estancia no cuente con luz natural.

Recuerda reciclar las bombillas, en un punto limpio de recogida o en tu tienda de iluminación habitual.

La iluminación supone casi un 20% de la energía total consumida en un hogar medio, cambiar a una iluminación más eficiente, puede llegar a suponer, una reducción en la potencia contratada con su compañía.

Sí quieres asegurarte de no estar pagando de más en tu factura de la luz, en Ohmia.es te ofrecemos la calculadora del ahorro para comprobarlo. Sólo necesitarás una factura reciente de la luz y dos minutitos.

QUIERO CALCULAR MI AHORRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies