Ahorrar con la potencia contratada correcta

La potencia contratada correcta

En Ohmia creemos que la mejor forma de relacionarnos con nuestros clientes es con transparencia y confianza. Por eso intentamos explicar la engorrosa jerga del mercado eléctrico, para que puedas entender de qué hablamos y elegir lo que mejor te conviene.

Haciendo elecciones acertadas, podemos ahorrar en nuestros consumos eléctricos, así que hoy te contamos cómo puedes reducir el coste de tus facturas contratando la potencia eléctrica correcta.

La potencia contratada es un concepto muy importante de tu consumo energético e influye en lo que pagas todos los meses en tu factura de la luz. Para conocer qué es y cómo funciona puedes leer nuestro post con todo lo que quisiste saber sobre la potencia eléctrica.

Como sabrás, las potencias normalizadas se presentan en función de la intensidad. Una mayor potencia, que contempla un mayor consumo de kilovatios, es más cara que una menor. Así de fácil: a mayor potencia más coste. Lo complicado viene cuando intentamos buscar ese equilibrio entre necesidades reales y potencias normalizadas. Porque tener una potencia que está muy por encima de nuestros consumos es tirar el dinero; pero contratar que se quede corta, es un auténtico rollo.

¿Cómo sé qué potencia necesito?

Pero, y si no tengo la potencia contratada que necesito, ¿Cómo puedo saber cuál es la potencia eléctrica idónea? Saber si estás falto de potencia es sencillo. Te saltan los plomos con frecuencia (el ICP usando el lenguaje adecuado) en cuanto conectas más de tres aparatos a la vez. No puedes usar el horno si tienes puesta la lavadora y es misión imposible usar el secador con el aire acondicionado encendido. Si este es tu caso es probable que te haga falta contratar un aumento de potencia.

Saber si te sobra potencia es un poco más complicado, ya que no hay ningún hecho que lo señale, como que se vaya la luz. Pero el precio de tu factura puede ser un factor orientativo. ¿Te parece que pagas mucho para lo poco que consumes? Puede que tengas contratada una potencia muy elevada.

En cualquier caso, hay ciertos factores que nos pueden hacer decantarnos por una potencia u otra: cuántas personas viven en casa, si disponemos de suministro de gas o de otro tipo de recurso energético, si usamos muchos electrodomésticos a la vez, si éstos demandan mucho consumo, si usamos sistemas de climatización, … Nuestra potencia ideal va a depender de nuestras necesidades reales.

¿Cuánto voy a ahorrar en mi factura?

Como te hemos explicado, el coste de tu factura no solo depende de tus consumos, también dependerá de la potencia que tengas contratada y que esta sea la que realmente necesitas.

Bajar simplemente un tramo en cuanto a tu intensidad puede suponerte un ahorro de entre 40 y 60 euros al año. Imagina cuánto puede reducirse si tienes una potencia contratada muy por encima de tus necesidades.

Consulta las Potencias Normalizadas en el Post: Potencia Contratada. Conceptos básicos

Si realmente estás interesado en el ahorro contratando una potencia adecuada, analiza tu gasto energético y las demandas de tu hogar, busca el asesoramiento de un especialista y no dudes en llamarnos para saber cómo podemos ayudarte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *